El Juego en el Renacimiento

ArticlePhoto

El Renacimiento es una periodo de tiempo de tres cientos años que van del siglo XIV hasta el XVII en Europa. El Renacimiento no fue solamente un renacer de las ciencias y las artes, sino que también supuso ser el origen de muchos de los juegos de casino de hoy en día y otras actividades relacionadas con el juego. En este tiempo ya habían desaparecido los juegos de dados más simples que habían reinado en la escena del juego hasta este tiempo. Con el crecimiento de los juegos de cartas llegaron otro tipo de innovaciones sobre el juego.

Por ejemplo, el Treinta y Uno, el predecesor del blackjack, se ganó su popularidad en toda Europa del Norte en los siglos XV y XVI. Poco después, el primer juego de 21 cartas, parecido al juego del blackjack de hoy en día, apareció en Francia con el nombre de Vingt et Un (Veintiuno), y a pesar de que convivió durante un tiempo con el Treinta y Uno, finalmente lo reemplazó y pasó a llamarse lo que hoy conocemos como el blackjack. El Juego en el Renacimiento

El poker también tiene sus orígenes en el Renacimiento. Una de las primeras influencias del poker, un juego persa llamado As Nas, llegó a Europa a comienzos del siglo XVI junto con otras importaciones que llegaban al norte gracias a las rutas abiertas durante la época de las Cruzadas.

El Casino di Venezia se construyó a lo largo de las aguas de Venecia, Italia en 1638. Se considera por muchos el primer casino del mundo, y dado que sigue operativo a día de hoy, es sin duda el casino más viejo del mundo. Sus primeras mesas ofrecían juegos de dados, dominó, y juegos de cartas: todos ellos a influencia de lo que llegaba de Europa, Oeste Medio y Asia.

Uno de los matemáticos más conocidos y reconocidos, el francés Blaise Pascal, creó la primera versión de la rueda de la ruleta en el siglo XVII. A pesar de que los esfuerzos tempranos de Pascal estaban más bien relacionados con la física (estaba intentando crear una máquina de moción perpetua) el resultado fue otro. Durante los cien siguientes años, el juego se fue perfeccionando hasta que se convirtió en algo similar a lo que se juega hoy en día en los casinos.

Mientras tanto en otras partes del mundo…

En China, el juego original de dominó del Pai Gow y otros juegos de cartas ya eran muy famosos para la época del Renacimiento europeo venía a su fin, y a pesar de que no existía aún nada elaborado u organizado como el Casino di Venezia, en China ya se podían encontrar algunos sitios pequeños de juego en las ciudades más grandes.

En el Oeste Medio, ya existía una forma de apuestas de caballos, muy diferentes a los conocidos en la época de los romanos, y que aparecieron en el siglo XVI. Estas carreras recompensaban la rapidez en los desiertos árabes. Durante los siguientes siglos, la realeza europea importó muchos de estos caballos, y sirvieron como el fundamento de lo que hoy conocemos como las carreras de Thoroughbreds.

El continente que se convertiría en América se descubrió a principios del Renacimiento, y para finales el “Nuevo Mundo” ya estaba establecido. Mucho antes, ya se habían formado las ciudades, y los sitios donde se juntaba la gente para jugar a juegos ya estaban formados. Las muchas diferentes influencias representadas en las ciudades se juntaron para crear una nueva forma de los juegos clásicos de todo el mundo.

Parte 1 - Historia del Juego: Era Antigua
Parte 2 - El Juego en la Edad Media
Parte 4 - El Juego en el Nuevo Mundo
Parte 5 - El Alzamiento de las Apuestas Online