Rechazada la petición de IU de retirar las tragaperras online

ArticlePhoto Ha entrado en vigor una nueva ley del juego en Chile. En concreto la número 20.856, que llega para sustituir a la 19.995. Y lo más destacado de su contenido es que prorroga las licencias a las siete comunas autorizadas para albergar casinos municipales: Arica, Iquique, Coquimbo, Viña del Mar, Pucón, Puerto Varas y Puerto Natales. Hasta el 31 de diciembre de 2017 se dilatarán las concesiones a estas siete municipalidades. Posteriormente, a buen seguro, se volverá a renovar el permiso.

La Comisión Mixta (Congreso-Senado) rechazó ayer la proposición no de ley presentada por el Grupo Parlamentario de La Izquierda Plural (IU, ICV-EUiA y CHA) que solicitaba la ilegalización de las tragaperras online y las apuestas cruzadas. Ambos juegos son legales en España desde el pasado 30 de julio.

La petición fue debatida en la Comisión Mixta para el Estudio del Problema de las Drogas y se rechazó con 21 votos en contra, 13 a favor y ninguna abstención.

Lo que principalmente se solicitaba era la retirada de las conocidas como slots online y de las apuestas cruzadas. Para Ascensión de las Heras, que fue la encargada de defender la proposición en nombre de La Izquierda Plural, las tragamonedas online son el juego más adictivo, por encima de los casinos o los bingos.

Destacó que esta modalidad tiene ciertas características que la hacen ser altamente peligrosa “por su influencia en la ludopatía”; entre ellas, la accesibilidad, el anonimato y la utilización de una moneda electrónica. Apuntó que, aunque el Gobierno es consciente de esto, no ha tomado las medidas oportunas. La formación de izquierdas defendió, apoyándose en diversos estudios, que existe una relación probada entre “el juego online y el juego patológico”.

El Grupo Socialista apoyó la proposición de La Izquierda Plural. En nombre de los socialistas, María del Puerto Gallego señaló que el juego online es “la primera causa de ludopatía entre los menores de 27 años”.

La respuesta llegó de la boca de María del Mar Baena (Grupo Parlamentario Popular). Indicó que en España ya hay una “buena regulación” que garantiza los derechos y la seguridad de sus usuarios. Respondía así a otra de las peticiones incluidas en la proposición que consistía en poner en marcha ya el Plan de Acción de Juego Responsable.

Baena recordó algunas de las medidas protectoras que aparecen en la Ley 13/2011 de Regulación del Juego, como son las limitaciones a las pérdidas económicas.

Las apuestas cruzadas

Antes de que la propuesta fuera debatida en la Comisión Mixta, Gaspar Llamazares (IU) ya puso sobre la mesa algunos de los argumentos principales que llevaban a su partido a interponer dicha proposición, en lo que se refiere, en este caso, a las apuestas cruzadas.

Como publicó Europa Press, el excoordinador general de IU señaló que las apuestas cruzadas no pueden considerarse un juego de azar, ya que el jugador, “sin saberlo”, compite contra otros jugadores que disponen “de información exclusiva y desarrollan estrategias individuales y en grupo”.

No es la primera vez que Izquierda Unida se muestra beligerante en el tema del juego. En los tiempos en que Eurovegas copaba muchas de las páginas de los periódicos, ya se postularon absolutamente en contra del macroproyecto que el magnate estadounidense Sheldon Adelson quería llevar a cabo en la capital de España.