Un día en la Vida de un Repartidor de Casino

ArticlePhoto

Algo que el juego online aún no puede emular de manera exacta a un casino real, es la posibilidad de hacer lo que los anglo parlantes denominan “people watching” que es simplemente una traducción literal de “mirar a gente”.

Y de entre toda la gente y tipos de gente que se pueden encontrar en cualquier casino, una de las figuras más fascinantes es, sin duda, el repartidor de casino. Esa figura omnipresente en todas las mesas, bien vestido y con modales impecables que mira las mesas con detenimiento y ayuda a los clientes con el juego.

Un repartidor de casino tiene funciones diferentes dependiendo de si hablamos de una mesa de Dados, de Blackjack o de Poker, pero también tiene una serie de funciones comunes a todos los juegos de casino … y tengan por seguro que las desempeñará a la perfección.

Qué hay tras el genérico “repartidor de casino”

Todas las mesas tienen una figura que se denomina así, hay en juegos que toma parte más activa y otros en los que no, pero ahora centrémonos en las partes comunes. Un día en la Vida de un Repartidor de Casino

Un repartidor de casino esté en el juego que esté funciona siempre como vigilancia del casino contra juego sucio, contadores de cartas… es cierto que dentro del casino hay empleados cuya función específica es esa, pero los repartidores de casino son siempre los primeros en detectar anomalías y mantener el ojo vigilante sobre sus jugadores.

Otra función común para un repartidor de casino es la de relaciones públicas. No como tal, sino como imagen y empleados del casino: su comportamiento será siempre de lo más educados y se mantendrán impasibles ante cualquier tipo de provocación… piense en los guardas del palacio de Buckingham pero entre mesas de poker.

Además de eso, por supuesto, están allí para ser serviciales con el cliente, depositar sus apuestas y resolver cualquier duda o problema que puedan tener.

Lo especial del repartidor de casino dependiendo del juego

Hemos dicho ya que el nombre es tan solo un genérico para designar a la persona del casino que está en cada mesa, pero dependiendo del juego del que hablemos, el repartidor de casino tiene funciones más específicas.

En los Dados, por ejemplo, sus funciones básicas son colocar las apuestas de los jugadores y vigilar que nadie utilice dados trucados, sistemas de tiro, etc. Es decir, su labor es bastante pasiva.

En la otra cara de la moneda tendríamos, por ejemplo, al Blackjack. En este juego el repartidor de casino es clave, no sólo porque es quien reparte las cartas, y atiende a las órdenes de pedir más cartas sino porque la base del juego es jugar contra el repartidor, tener una mano mejor que él.

En el Poker su papel depende de la variedad, siendo clave (y creando la tensión) en el Texas Hold Em donde sacar poco a poco las cartas que conformarán las manos finales de los jugadores hace que nadie le quite ojo de encima.

El glamour del trabajador de casino

El trabajador del casino es una figura clave que también ha dado mucho juego en el cine, desde las películas más clásicas a las más modernas.

Gracias al cine, aquellos que no han ido nunca a un casino físico pueden hacerse una imagen mental muy clara de cómo es esta figura y es que, desde luego, a lo largo de la historia del séptimo arte hemos visto toda clase de croupiers y repartidores: el honesto, el impasible, el corrupto y el que pierde los nervios cuando no debía…

Hace poco, incluso, vimos cómo aprenden a llegar a ser croupiers gracias a una de las películas de la saga Ocean… cierto que no era con intenciones del todo honestas, pero lo cierto es que ¿alguien de entre quienes vimos la película no deseó en algún momento ser parte de esas fascinantes clases?